Compartir conocimiento para actuar mejor contra la siniestralidad laboral, objetivo principal de Laborhábito

    Lbh_web

El conseller de Economía y Competitividad, Joaquín García, y la presidenta de la Fundación para la Prevención de los Riesgos Laborales en la Hostelería (FPHIB), Inmaculada Benito, han clausurado el II Congreso Nacional de Salud Laboral en Hostelería celebrado ayer y hoy en Palma y donde se ha reunido a expertos y profesionales del sector con el objetivo de compartir información y conocer a fondo las novedades y la realidad por la que pasa el sector.
 
En su discurso, la presidenta de la FPHIB y gerente de la FEHM ha agradecido a los patrocinadores, ponentes y participantes su aportaciones a estas jornadas con las que se ha conseguido mejorar y fortalecer la prevención de riesgos en el sector y con ello "actuar más eficazmente contra la siniestralidad laboral". Inmaculada Benito, en referencia al trabajo que viene realizandoo la FPHIB ha manifestado "la voluntad por continuar desarrollando materiales, campañas y proyectos en materia de seguridad y salud en el trabajo y que hacen de la FPHIB un organismo pionero en materia de prevención de riesgos de carácter sectorial en todo el territorio nacional". 
 
Por su parte, el conseller ha destacado la necesidad de trabajar conjuntamente y aglutinar el esfuerzo de todos, y en referencia a la colaboración del Govern con la Fundación ha recordado que la Fundación Prevención Hostelería Illes Balears, organizadora del evento, y la Conselleria de Economía y Competitividad han firmado un convenio de colaboración para facilitar la integración de la prevención del sector de la hostelería de Baleares a través de distintas acciones. Uno de los ejemplos de esa colaboración es la elaboración conjunta del Plan de Seguridad y Salud Laboral 2013-2020, que seguirá la misma línea que las estrategias española y europea.
 
Tras una jornada y media en la que se han dado cita algunos de los más eminentes especialistas en materia de seguridad y salud en el trabajo a nivel nacional, varias han sido las intervenciones que han permitido conocer el desarrollo de acciones tendentes a la reducción de la siniestralidad laboral, entre las que se podrían destacar la importancia de los riesgos asociados con la seguridad vial, los relacionados con la violencia ocupacional y los riesgos psicosociales.
 
Igualmente, se ha destacado de manera reiterada la importancia de integrar la formación en todos los niveles de la empresa, así como el hecho de que esta formación se adapte de forma clara y específica, tanto a los contenidos relacionados con la prevención como a los alumnos que serán receptores de la misma.