La FEHM espera que la suspensión de licencias de hoteles en el centro de Palma aprobada por la Gerencia de Urbanismo lleve aparejado un plan para desarrollar un modelo de ciudad sostenible

    Revpgp_170711_mesurescautelars

En relación a la decisión adoptada hoy por la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma sobre la suspensión de licencias durante el plazo de un año para la construcción de nuevos hoteles  en el centro histórico, Nou Llevant, Santa Catalina y primera corona del Eixample, con excepción para hoteles de menos de 20 habitaciones ubicados en edificios catalogados A y B, desde la FEHM, la presidenta ejecutiva ha destacado que desde hace tiempo se viene trabajando tanto con el ex alcalde y actual teniente de alcalde de Urbanismo, José Hila, como con el actual primer edil y ex teniente de alcalde de la citada área municipal, Antoni Noguera, en el diseño de un modelo de ciudad  más sostenible, que permita la convivencia de todos los agentes sociales y económicos que participan de la ciudad.

En este sentido, De Benito ha calificado la medida aprobada hoy de “precipitada” y ha señalado que “entendemos que es el primer paso de un plan que suponemos nos van a  presentar próximamente y del que esperamos poder participar”. Un plan que “tiene que ir ligado al desarrollo de un modelo de ciudad sostenible, donde prime la convivencia y el derecho a la vivienda por encima de otros intereses especulativos y urbanísticos”

La presidenta ejecutiva de la FEHM ha manifestado que la decisión adoptada hoy debe ir ligada necesariamente “a unas medidas de control y de vigilancia sobre el alquiler vacacional, que es el que está produciendo la denominada saturación en Palma y las consecuencias que se derivan de las dificultades de acceso a la vivienda por parte de los colectivos más  desfavorecidos y por los residentes que no pueden vivir en el barrio que desean”.

Sobre la revitalización de las zonas de Palma donde se han creado hoteles boutique, De Benito señala  que “no sabemos si el Ayuntamiento se ha planteado los efectos multiplicadores del turismo urbano que hemos conseguido introducir en la ciudad, colocando a Palma como uno de los destinos urbanos de máximo nivel en España. Esperamos que estos efectos multiplicadores sean compensados por el diseño de ese modelo de ciudad que se va  a desarrollar y en el que esperamos poder participar”.

Igualmente ha destacado que “esperemos que tengan  en cuenta  las implicaciones que la medida adoptada hoy va a tener tanto sobre el empleo, como en el sector de la construcción, industrias auxiliares, el tejido comercial y de restauración, porque una iniciativa de estas características  va a ahuyentar la inversión”.

En definitiva, Inmaculada de Benito ha asegurado que la FEHM se mantiene “expectante para participar en el diseño de este modelo de ciudad y de ese proyecto que va a permitir que Palma sea una ciudad más sostenible y querida y expectante también por conocer los planes que se van a desarrollar para evitar que continúe la economía sumergida, el alquiler ilegal y  que se siga con el proceso de abandono de la ciudad por parte de los residentes”.